BETA

Las Cervezas Danesas: Sostenibilidad y Conciencia Ambiental.

Dinamarca es pionera y líder en la necesaria tarea de cuidar el planeta. Con la alianza racional del sector cervecero danés y sus legisladores, sumado a la complicidad de los consumidores, se ha logrado implementar un sistema responsable ejemplar de reutilización y reciclaje de envasado.




La diferencia danesa está marcada por la decisión de unificar todos los envases de cerveza, de todas las marcas nacionales, que utilizan el mismo packaging, una botella homologada, facilitando así la reutilización y el reciclaje.


Las botellas son todas iguales, tienen la misma forma y color, las de 33 centilitros pesan 318 gramos y su vida útil es de quince años, algo que ahorra muchos recursos y propicia un tratamiento ecológico, entendiendo la ecología como la disciplina que estudia y observa la relación del ser humano con su entorno.


Cada día se reutilizan en Dinamarca más de 1.300.000 botellas y hasta las etiquetas de papel que diferencian cada marca, cumplen una reglamentación y están pegadas a la botella con una cola fácil de despegar para su lavado y reutilización.


El modelo danés es un ejemplo a seguir por el sector cervecero en otros países, pero también por parte de las Administraciones Públicas, que deberían fijarse y replicar la forma de legislar la materia de modo coherente y responsable. Toda una lección a emular, que coloca a este país entre los primeros puestos del mundo en la industria de la cerveza, sumando a la buena calidad del producto el tener un compromiso social que debería ser ineludible en todos los ámbitos.




El sistema danés además de tener la colaboración de las compañías implicadas, promueve la participación ciudadana mediante la incentivación. Cuentan con un sofisticado programa de reciclaje y reutilización. Los daneses llevan sus envases utilizados a unos contenedores electrónicos que separan automáticamente cada botella o lata, seleccionando las que son reciclables –para reutilizar los materiales, cristal, aluminio u otros- de las reutilizables. La motivación además de emocional, es económica, ya que después de introducir los envases, el consumidor recibe un ticket con un importante abono por cada botella –puede llegar a las 3 DKK, equivalentes a 0,40 €- que puede convertirse en dinero o sirve para comprar más productos ya que son canjeables en las cajas de los supermercados.


Frente a la tendencia internacional de los envases de un solo uso frecuente en las últimas décadas, la vuelta a los retornables -y reembolsables-, es una iniciativa que debería generalizarse mediante convenios internacionales, incluso penalizando a aquellos países y compañías que no se adaptaran a estas fórmulas necesarias para la salud de la Tierra. Es cierto que existen otros países con planes interesantes y bienintencionados de reciclado y/o reutilización de envases, como el eficaz método de puntos de reciclado de envases que hay en Alemania, pero sin duda Dinamarca va en cabeza ya que han conseguido implicar activamente a todos los actores Actualmente más de cuarenta regiones tienen implantado o están en proceso de hacerlo, un sistema de retorno de envases bonificado, entre los que destacan Australia del Sur, Barbados, Estonia, Holanda o Fiji.




Entre las cervezas danesas comprometidas con la famosa ´Botella Verde` homologada, está la popular Carlsberg, fundada por JC Jacobsen en 1847. El Grupo Carlsberg, actualmente es una de las referencias mundiales en la fabricación la cerveza, con sus marcas Baltika, Kronenbourg, Belgian Grimberger, Skol o Tuborg.


Carlsberg, el grupo empresarial cervecero más importante e influyente del mundo tiene su sede en Copenhague y da trabajo directo a más de 50.000 personas, siendo una de las compañías más relevantes en la expansión de la cultura de la cerveza.


Carlsberg participa en programas educativos de consumo responsable, socioculturales o deportivos –como el Liverpool FC- ya ha logrado identificar su color característico con el envase, con el medioambiente e incluso con la forma de consumo, según se define en el website oficial: «La cerveza también es un lubricante social que puede hacer que nos relajemos y nos sintamos bien con los demás y con nosotros mismos. Hasta cierto punto. Hemos llamado a esta sensación positiva, ´The Green Zone`»


Entre las actividades de la Carlsberg Foundation cuentan con el Proyecto ´The father of de Quality Lager´, cuyo claim es «The Father To Most Beers In The World», que entronca con el tradicional slogan, con el que lo dicen todo: «Probablemente la mejor cerveza del mundo», una declaración de intenciones que sólo puede hacer una cerveza líder, de alta calidad y muy valiente.




Copyright imágenes: Dolby en pxhere, Ami on Unsplash, The Father of Quality Lager_Images high res.

Related Posts

See All