BETA

Interés por los alimentos prebióticos

La ingesta de estos alimentos denominados «funcionales» favorece las capacidades gastrointestinales.



Alejandro Ordás, Miembro asesor en WGI y Gerente en Naturalex.

Los alimentos prebióticos están compuestos por sustancias poco solubles que forman parte de la fibra alimentaria, hidratos de carbono (oligosacáridos) que el organismo no puede digerir fácilmente y cuyas propiedades colaboran con el mantenimiento de la salud, mejorando la digestión, la absorción de minerales y la potencialidad del sistema inmunológico, realizando su acción en el intestino grueso, específicamente en el colon.



Todo apunta a que los conocimientos sobre la composición y funciones de estos alimentos marcará grandes avances en la medicina del siglo XXI.


Tomar alimentos prebióticos favorece las capacidades gastrointestinales mediante el equilibrio de la flora bacteriana (bacterias y hongos), la motilidad de la mucosa, la regulación en la proliferación de células epiteliales y la regulación del PH en el interior del intestino o lumen intestinal. Para mantener en buen estado las distintas cepas de bacterias intestinales es conveniente consumir con frecuencia una variedad suficiente de prebióticos.


Según su composición, los prebióticos más comunes y efectivos son el miso de arroz, el sake, la cebolla, la alcachofa, el tomate, el plátano, el puerro, el trigo, el centeno, la cebada, la raíz de achicoria, el ajo y el espárrago. Todos ellos son alimentos muy versátiles para formar parte de una buena propuesta gastronómica, como alcachofas con almejas, vichyssoise o arroz con espárragos trigueros.


Bacteria, Escherichia Coli


Ahora resulta incomprensible cómo durante décadas en el siglo XX, ha sido ignorada la importancia para la salud de los seres humanos de los prebióticos y los probióticos, denominados también «bacterias buenas». Pero en los últimos años, esto ha cambiado completamente. Acumulamos décadas de investigación básica y clínica de decenas de científicos, que ha permitido que en la actualidad dispongamos de información precisa sobre sus beneficios. Estas investigaciones realizadas por La Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos, siguiendo las pautas y recomendaciones científicas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la salud (OMS), ha aportado mucha y valiosa información de interés para el profesional de la salud y su repercusión en la calidad de vida de las personas.




Copyright imágenes: Jamie Brown en Unsplash, WikiImages en Pixabay.